12 errores tecnologicos pymes 2 blog ecreative

12 errores tecnológicos más comunes en las PyMES y cómo evitarlos (parte 2)



La tecnología puede ser de gran ayuda para una empresa si sabe cómo sacarle provecho

7. No formarte

La tecnología no tiene sentido a no ser que sepas cómo utilizarla. Comprar una cara impresora o un equipo de sobremesa será un despilfarro de dinero si tú y tu negocio no saben cómo sacarle el máximo provecho. La formación de los empleados es especialmente importante si no cuentas con soporte TI a tiempo completo, porque tus trabajadores intentarán arreglarlo por sí mismos si algo va mal con sus equipos.

La formación no significa, necesariamente, contratar a un formador externo, aunque los beneficios de una iniciativa así pueden merecer la pena en muchos casos. Simplemente haz de la formación técnica una prioridad y asegúrate de que todo tu personal aprende bien los puntos clave del material de formación.

La formación de los empleados es importante, sobre todo si no tienes soporte técnico (plantéate contratar un administrador)

8. Elegir el soporte técnico incorrecto

El soporte técnico es un tema complicado. Después de todo, si el tuyo es un negocio lo suficientemente pequeño y conoces a alguien que podría ocuparse, ¿por qué contratar a un profesional, no? Puede ser. Un análisis de Gartner sugiere que los pequeños negocios generalmente intentan utilizar las TI lo mínimo posible, pero eso no es necesariamente algo bueno.

Sin duda, podrás llamar a un conocido para que te eche una mano con la tecnología de tu empresa, pero si tienes previsto que tu negocio crezca, tiene sentido contratar a un profesional para que se ocupe de ello, aunque sea a media jornada. No sólo serás capaz de construir una mejor relación con un profesional contratado en la empresa, sino que serás capaz de mejorar la tecnología de tu compañía.

9. No estudiar qué impresora elegir

Muchas pequeñas empresas hacen mucho trabajo de impresión interno, pero eso no significa que deberías elegir una impresora para tu empresa basándote estrictamente en su precio. Investigar antes de comprar las impresoras que hay en el mercado puede ayudarte a ahorrar mucho dinero. Para empezar, ¿deberías elegir una impresora láser, una de inyección de tinta o comprar ambas?

Es importante conocer cuánto te costará cambiar la tinta o el tóner, porque a la larga, el coste de los consumibles es el factor decisivo para saber si la máquina es un buen negocio. Muchas impresoras “baratas” gradualmente cuestan más dinero a las empresas por sus consumibles o los precios de los tóner. También es una buena idea estudiar la posibilidad de rellenar los cartuchos de tinta en lugar de comprar nuevos cada vez.

10. Tomando el camino de salida de las redes sociales de comprar

Groupon y otras redes sociales de compras pueden parecer un regalo del cielo para empresas en dificultades. Se trata de ofrecer tu producto o servicio a un precio muy rebajado y ver cómo cientos o miles de nuevos clientes llaman a tu puerta.

Pero si el tuyo es un pequeño negocio, ten cuidado. Muchas empresas de ese tipo están encontrándose con que ese tipo de ofertas como las que lanza Groupon pueden convertirse en una pesadilla. Varias cosas pueden ir mal, especialmente si no tienes el personal, tiempo o presupuesto para aceptar cientos de nuevos clientes que están deseando comprar tus servicios por una fracción de su precio habitual. Ofrecer un acuerdo de este tipo que luego no puedas proporcionar correctamente puede costarte dinero y, lo que es peor, arruinar tu reputación.

11. Descuidar la seguridad

Tu negocio puede ser pequeño y sin pretensiones, pero eso no significa que los ladrones no estén listos para robar tus secretos. Junto con la seguridad de los smartphones de tus empleados, es importante hacer que la seguridad TI en general de tu negocio sea una prioridad.

Así que asegúrate de que sabes cuáles son los entresijos de las características de seguridad de tu sistema operativo y que tienes firewalls actualizados, así como programas antivirus listos y en orden.

También es importante practicar la seguridad informática. Las cuentas de correo electrónico y de redes sociales son particularmente vulnerables a los virus y al spam, así que ten diferentes contraseñas para cuentas distintas y no hagas clic en enlaces sospechosos. Esto podría parecer de sentido común, pero más de la mitad de los pequeños negocios no tienen en marcha directrices de seguridad TI, según datos de la firma de seguridad AVG.

No deben descuidar su presencia en internet y las redes sociales, pueden ser un elemento de marketing muy potente.

12. Pagar por fotos

Hay muchas razones por las que las pequeñas empresas pueden utilizar fotos de stock para actualizar sus páginas web o para crear originales blogs o anuncios. Pero antes de que compres una de estas imágenes para ilustrar el blog de la compañía, echa un vistazo a los recursos gratuitos que te ofrece Internet, tales como las fotos etiquetadas con una licencia Creative Commons.

Muchos usuarios de Flickr suben sus fotos con una licencia Creative Commons, lo que significa que podrás utilizar sus fotos a cambio de que cites su fuente. Para encontrar este tipo de fotos, ve hasta las páginas de búsqueda avanzada de Flickr y comprueba la caja que aparece en la parte de debajo de la página y que dice sólo buscar contenidos con licencia Creative Commons. Si tienes previsto utilizar las fotos par propósitos comerciales, o si quieres modificarlas de algún modo, comprueba que puedes hacerlo en los distintos cuadros de diálogo. También puedes buscar más allá de Flickr haciéndolo en Google directamente.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − siete =